Las hierbas y especias son un gran ingrediente a la hora de cocinar, ya que además de darle realce y sazón a los alimentos también te permite ahorrar en tu presupuesto y consumir menos calorías.

Este ingrediente puede reducir los niveles de grasa y azúcar en los alimentos, además las calorías están en un porcentaje muy bajo.

Una cucharadita de casi cualquier hierba o especia contiene casi nada de sodio. Realza las preparaciones con especias de sabor dulce en vez de azúcar: semillas de anís, cardamomo, canela, jengibre, clavo de olor y nuez moscada.

En la antiguedad se utilizaban hierbas, especias y condimentos muy diversos para numerosos fines.

Durante mucho tiempo algunos condimentos, como la sal, fueron los únicos recursos de los que se disponía para la conservación de los alimento.

Incluso se han utilizado hierbas para elaborar infusiones mitigadoras de dolores y para la preparación de pociones mágicas.

Con información de: gourmet.cl