Parecía algo de un futuro lejano, pero cada vez está más cerca todo aquello que nos mostraban alguna películas cuando éramos pequeños: video llamadas, bandas transportadoras y cómo no: un chef robot.

La empresa Alemana, Moley Robotics, dio a conocer en la feria de tecnología industrial Hannover Messe, un robot chef que por medio de dos brazos unidos a una cocina especial, es capaz de reproducir los movimientos de un chef humano y crear un platillo desde cero. Este robot aprende de los movimientos de un chef humano capturados por una cámara 3D y programados en el equipo.

En menos de media hora el robot fue capaz de hacer una sopa de cangrejo basada en la receta y técnica del chef Tim Anderson (MasterChef 2011 de Reino Unido), desde poner el agua a hervir en la estufa, hasta limpiar la pala antes de sacarla para que no goteara. Se eligió sopa de cangrejo para el desafío ya que es un plato difícil incluso para los humanos, “por lo que si el robot puede recrearlo, podrá hacer cualquier cosa”, explicó Anderson.

Moley Robotics fue fundado en Londres por el informático Marcos Oleynik, quien explica que las manos del robot son capaces también de suministrar energía para hacer las tareas de cocina mucho más veloces. Veinte motores, dos docenas de articulaciones y 129 sensores son necesarios para imitar los movimientos de las manos humanas y crear un robot capaz de emplear utensilios, ollas, platos y varias botellas de ingredientes.

Actualmente, la sopa de cangrejo es la única receta que el robot puede hacer, sin embargo, la compañía planea construir una biblioteca digital de más de dos mil recetas antes de lanzar el producto al mercado. Moley planea producir en masa los nuevos chefs de metal y comenzar a venderlos en 2017 junto a una cocina especialmente diseñada que incluye un horno, vitrocerámica, lavavajillas y fregadero, a un costo superior a los 15 mil dólares.

Todo y que la idea es fantástica, aún queda mucho que hacer para mejorar el chef robot, ya que al no tener ninguna manera para ver, no es capaz de localizar los ingredientes si se cambian de lugar ni de picar alimentos. Lo que es cierto es, por más capacidades que el robot logre adquirir, nada puede sustituir el contacto y sazón humanos. ¿Y tú, que opinas?

Fuente: http://www.animalgourmet.com/