A unos cuantos días de festejar el día de San Valentín, te recomendamos algunos restaurantes gay friendly, que te prometen una experiencia romántica.

Entorno

A este restaurante, cuya mitad de los productos son orgánicos y de huerto, se le junta su primer aniversario con el 14 de febrero y para celebrar ha decidido regalar alcohol. Además de una bebida nacional gratis para las parejas, se dará una copa de vino rosado espumoso Villarnau y un cuartito de cerveza. Esto solo el domingo y hasta agotar existencias.

Temporal

Más allá de la mercadotecnia de la fecha, para Diego Pérez Turner, chef propietario de este restaurante de comida internacional que cambia su carta cada temporada, el día de San Valentín es “el pretexto ideal para hacer algo distinto” sin que sea meloso.

Para el 13 y el 14 de febrero preparará un menú especial de cuatro tiempos, con platillos “calientitos” para el frío. El menú con copa de vino para la comida y otra para el postre tendrá un precio de 460 pesos por persona. Además, en los desayunos regalarán mimosas.

Daikoku

La comida japonesa es de las más solicitadas para una cena romántica, por su base de alimentos de mar, los cuales, se sobreentiende, son ampliamente recomendados para esos momentos por ser afrodisiacos, explica Claudia Arriaga, capitán de Daikoku Michoacán.

Las dos sucursales más románticas son Coyoacán y Nuevo León por su decoración y ambiente. Si se trata de una primera cita, recomienda pedir una tabla de sushi surtido. “Es ideal porque nadie quiere comer mucho, ni destramparse, sino algo delicado para poder platicar y compartir”, dice.

The melting pot

En sus tres sucursales (Satélite, Interlomas y Pedregal) el fondue y el amor hierven desde que empezó el mes y hasta el 29 de febrero no cesará. Además de su menú especial, en estos restaurantes “ayudamos hasta con las decoraciones y los detalles: osos de peluche, rosas, globos metálicos”, dice Miguel Herros, director operativo de la cadena.

El menú de San Valentín es de tres tiempos: un fondue de queso, mezcla de gruyere, raclette y fontina, con chorizo y espárragos picados con una base de vino blanco; tres proteínas servidas estilo fondue, pollo al limón, camarón con chili y filete mignon con ajo y vino, acompañadas con ravioles de espinaca y alcachofa, cocinado todo en la mesa con una cocción a base de cerveza guinness, y un fondue de chocolate blanco, con toque de vainilla, miel maple y canela.

Fuente: Animal Gourmet