Para llegar a ser un buen chef, también es necesario tener conocimientos de los vinos. Es importante conocer que cada vino tiene un estilo, que viene determinado por factores como el lugar donde se ha producido, el tipo de vino, la variedad de la uva o uvas, el año en que la uva ha sido vendimiada, el tiempo de envejecimiento, etc.

La etiqueta de la botella de vino es fundamental ya que en ella aparece la marca: el nombre comercial elegido por el bodeguero para su vino.

A continuación figura el tipo de vino: si es un vino de Mesa, vino espumoso, etc.

A esta información le sigue el nombre geográfico. Si se le ha reconocido el derecho a utilizar el nombre del lugar del que proviene, éste se acompaña de: Vino de la Tierra, Vino de Calidad con Indicación Geográfica, Denominación de Origen, Denominación de Origen Calificada, y Vino De Pago.

El siguiente dato que figura en la etiqueta es el año en que se ha vendimiado o recogido la uva.

El campo dedicado al envejecimiento indica el tiempo que el vino ha permanecido en barrica de roble y en botella. Para vinos tintos las menciones más frecuentes son:

  • Crianza: 24 meses, de los cuales mínimo 6 en barrica
  • Reserva: 36 meses, mínimo 12 en barrica
  • Gran Reserva: 60 meses, mínimo 18 en barrica

Seguidamente se informa sobre la variedad de uva o uvas. Algunas de las variedades que se encuentran en México son:

Tintos: Cabernet Sauvignon, Merlot, Tempranillo, Malbec
Blancos: Chardonnay, Chenin Blanc, Sauvignon Blanc
Cava: Macabeo, Pinot Noire, Sauvignon Blanc

Y finalmente la etiqueta de un vino indica la cantidad de producto (cl) y grado alcohólico de éste (%).

Puede contener otras informaciones: mensaje para personas alérgicas (contiene sulfitos), número de lote, elaborador, contenido de azúcar (seco, semiseco, semidulce y dulce), premios recibidos, etc.