En el largometraje titulado Noma, My Perfect Storm, cuenta la historia del cocinero danés René Redzepi y de su restaurant, cómo antes de ser considerado como uno de los mejores del mundo, al inicio tuvo que soportar todo tipo de situaciones, desde ser el haszmereís de la ciudad donde abrieron el local, hasta convertirse en la envidia de otros cocineros al recibir el reconocimiento de los mejores gastrónomos.

El breve resumen con el que anuncian el documental de uno de los mejores restaurantes del mundo era el siguiente:
“¿Cómo se las arregló René Redzepi para revolucionar el mundo de la gastronomía inventando el alfabeto y vocabulario que trajeron nuevo pedigrí a la cocina nórdica y establecieron un mundo comestible totalmente novedoso, a la vez que cambió radicalmente la imagen del chef moderno? Su historia tiene el regusto del clásico cuento de hadas: el patito feo se transforma en un majestuoso cisne que reina en el mundo de la cocina gourmet. Pero bajo la pulida superficie aparecen grietas en forma de viejas heridas.”

El director del documental es Pierre Deschamps, y su intención con este documental ha sido plasmar el recorrido de René Redzepi, no sólo desde el punto de vista de un cocinero, también del de la persona que ha sido capaz de revolucionar la cocina nórdica y convertirse en uno de las personas más influyentes en el sector gastronómico.

En este largometraje se refleja el esfuerzo que supone ser un cocinero admirado en todo el mundo y disponer de uno de los establecimientos más valorados por las guías y listas de restaurantes gastronómicos, consiguiendo que los más pudientes (y quienes se esfuerzan mucho en ahorrar) se desplacen miles de kilómetros para visitarlo y vivir la experiencia. Es mucho más que esfuerzo, se deben sacrificar muchas cosas que pueden marcar la vida personal.

Fuente: Gastronomía y Cia