La mayoría de las personas tienen problemas al momento de elegir un vino adecuado, ya que en el mercado existen infinidad de opciones a las que se pueden recurrir, por lo tanto para que no se vuelva a presentar ese problema te proporcionamos una sencilla guía que puede solucionar el problema.

1. Si el vino es para ti, debes pensar: ¿cuándo te lo vas a tomar?, ¿con qué platillo?

Cuando se trata de acompañar un plato con una botella de vino, hay que buscar algo que lo complemente para que no compitan entre sí, el vino y el sabor del platillo. Lo primero por resolver es si comprar vino tinto o vino blanco.

Cuando comes pescado o pastas con salsas ligeras, es recomendable usar un vino blanco para no opacar el sabor del platillo. Si vas a comer o cenar pasta con una salsa más potente o una carne, la mejor opción es elegir un vino tinto.

2. ¿Qué uva sería la mejor para el platillo?

A continuación se presenta una pequeña guía que te puede ayudar a elegir la mejor uva.

Cómo elegir la uva del vino

3. ¿Cuánto quiero gastar?

Hay vinos de todos los precios y en muchos casos el precio denota la calidad. Pero el chiste de saber escoger es que puedas elegir el mejor vino para ti.

C- “CALIDAD EXCEPCIONAL”:

Vinos que están arriba de $500 pesos pero que considero que por su calidad, lo valen.

D- “DEAL PERFECTO”:

Son vinos con valor entre $300 y $500 pesos pero que tienen muy buena relación precio-calidad. Es decir, son muy buenos y al no ser tan caros estás haciendo una compra muy conveniente. Este rango es ideal para cuando quieras hacer un buen regalo.

Si es un vino que quieres para regalar, lo mejor es escoger un vino que sea “amigable”. Es decir, de uva que le pueda gustar a todos, como por ejemplo: Merlot, Cabernet Sauvignon, de vino tinto, o Chardonnay en el caso de vino blanco.

B- “BUENO, BONITO Y BARATO”:

Con valor entre $150 y $300 son vinos ideales para tomar en tu casa cuando quieras acompañar tu comida o cena de cualquier día, o para llevar a un evento.

Fuente: Animal Gourmet