Gastromotiva es un proyecto del chef brasileño David Hertz orientado a acercar a la cocina a personas en situaciones vulnerables, como jóvenes con bajos recursos, presos o migrantes.

Después de viajar siete años por varios países, vivir, conocer y comer, David Hertz regresó a Brasil a estudiar cocina. Este chef brasileño se dio cuenta que la gastronomía podía ser un agente de transformación e inclusión social.

En 2006, David renunció a su trabajo en un restaurante de Sao Paulo y decidió enseñar a cocinar a cinco jóvenes de los suburbios en su propia cocina, gratis. Así nació Gastromotiva, el primer proyecto brasileño enfocado en utilizar los alimentos, la gastronomía, la cocina, como una herramienta para promover la educación, el empleo y la generación de ingresos entre personas en situaciones vulnerables.

Este proyecto ha beneficiado a más de 85 mil personas en Sao Paulo, Río de Janeiro y Salvador, llega a México con el mismo propósito: acercar a personas en situaciones vulnerables a la cocina.

¿Por qué en México?

Tal como lo expresa su fundador, México es un país muy similar a Brasil, tanto en el perfil socioeconómico y sus grandes desigualdades, como en la formación multicultural, teniendo lo culinario y lo gastronómico como uno de sus pilares culturales más fuertes, parte de su patrimonio nacional.

Gastromotiva llega a México de la mano de Alejandro de la Peña, el proyecto piloto del taller de formación profesional de cocina empezará en abril en las instalaciones de Corbuse en Coacalco, Estado de México, una localidad “marcada por una numerosa población en condiciones de pobreza, según datos del Coneval”, dice Gastromotiva.

Además, también implementará el proyecto Trabajo de Acción en Comunidades (TAC), el cual consiste en que los alumnos del taller de cocina transmitan lo aprendido a sus propias comunidades. En nuestro país, los temas estarán enfocados a una nutrición sana y la prevención de la obesidad infantil.

Fuente: Animal Gourmet