El chef italiano Massimo Bottura de la Osteria Francescana anunció su desembarque en Brasil durante los Juegos Olímpicos con un proyecto social.

Es dueño del restaurante italiano calificado como el mejor del mundo según la clasificación de los “50 best Restaurant”.

El célebre cocinero, que arrancó este año el título a los españoles de Celler de Can Roca, considera clave compartir el conocimiento y trabajar a favor de proyectos sociales.

Bottura, que fue recibido este lunes por el primer ministro Matteo Renzi en el palacio de gobierno en Roma, anunció que abrirá un local en Rio de Janeiro con ocasión de los Juegos Olímpicos con el fin de ayudar a formar a jóvenes y madres con dificultad, y que continuará después de la competición olímpica.

“El mejor ingrediente para el futuro es la cultura. La cultura trae conocimiento y abre conciencias”, aseguró en declaraciones a la prensa.

“Construiremos una escuela de cocina y un comedor colectivo en Rio. Algo especial, para que se vea cómo es Italia, porque Italia es responsabilidad social. Eso lo siento, hay que dar, hay que hacer algo por los demás”, aseguró.

Con información de: El Sol de México