El chef Rick Bayless señaló que la selección de productos sanos y agradables, sus “sabores brillantes”, así como la amplia diversidad de platillos hacen de la cocina mexicana una de las más ricas del mundo.

El también protagonista de la serie “México, un platillo a la vez”, indicó que aunque México es reconocido por “su gran comida”, también lo es por la propuestas contemporáneas sustentadas.

En su presentación en el restaurante de comida yucateca “Manjar Blanco”, ubicado cerca del Paseo de Montejo, habló del caso de la cocina yucateca como referente de la amplia diversidad de comida mexicana.

Lo que más gusta de la comida yucateca “son sus sabores distintos, sabores a tierra, a humo, los asados a leña, sus combinaciones que son muy distintas y originales”, los cuales se han llevado a restaurantes en Chicago, donde la cochinita pibil “es la reina”.

Bayless visita Yucatán, con otros 22 chefs y gerentes de restaurantes, para elaborar sus nuevos menús para la próxima temporada, con especial atención en la elaboración brazo de reina, huevos motuleños y vaporcitos de x’pelon (tamalitos).

Como ejemplo mencionó que en el Distrito Federal “hay una alta cocina, hay chefs que son de muy alta cocina, con nuevas propuestas, pero también encontramos comida muy tradicional”.

En este contexto, afirmó que existe una nueva tendencia por los sabores tradicionales, pero que en su opinión son muy importantes los que corresponden al empleo del achiote y del recado negro (elaborado en Yucatán con diversos chiles quemados) para darle “originalidad y profundidad” a los platillos.

Otro elemento que no puede pasar desapercibido es el empleo de la chaya, que en su caso él cultiva en un invernadero y de la cual posee tres plantas, porque “es importante para mantener la tradición culinaria de Yucatán”.

Bayless evocó que durante 10 años se ha transmitido su programa de televisión con le PBS, y la próxima temporada estará dedicada la cocina yucateca, la cual empezará a filmarse en marzo de 2016 y contará con un total de 13 capítulos.

Por su parte, la anfitriona de “Manjar Blanco”, Miriam Peraza Rivero, consideró que el éxito de la comida yucateca es que su tradición no hay que rescatarla sino que se encuentra viva y mucha de su comida aun se elabora como lo hacían “las abuelitas”.