Hoy les hablaremos de una profesión que ha salido de las cocinas: el chef a domicilio, una opción laboral que cada vez tiene más demanda a nivel mundial.

El servicio es demandado por aquellas personas que quieren tener una comida especial: una reunión con amigos, una celebración de cumpleaños o aniversarios en familia, una cena romántica en pareja, etc. ¿La diferencia? Hacerla en casa de alguno de los comensales.

Este servicio aporta muchas ventajas: estar en un espacio tranquilo (no tener prisa por finalizar la cena o con el “me van a correr” del restaurante), evitar aglomeraciones, escoger platillos diferentes y con claras especificaciones por comensal, “apapachar” a tus invitados y obtener un menú de alta gastronomía a un precio más asequible.

Con este servicio, el profesional chef va a la casa y prepara, de acuerdo al pedido, propuestas de plato de entrada, plato de fondo y postres, como la presentación de un restaurante, pero sin necesidad de esperar la preparación ya que se elabora con tiempo, sobre la base de un menú elegido.

Generalmente, el profesional ve lo que el cliente necesita, elabora un presupuesto de acuerdo a la cantidad de personas. El chef lleva los ingredientes, que son de primera calidad, y los utensilios que necesitará y utiliza la cocina o el horno de la casa, con lo cual puede lograr un plato de restaurante. Finalmente, el chef ordena y limpia el espacio utilizado dejándolo tal y como lo encontró.