Como cada año, el Conservatorio de la Cultura Gastronómica Mexicana (CCGM) llevó a cabo la presentación oficial del III Foro Mundial de la Gastronomía Mexicana en el Auditorio Torres Bodet del Museo Nacional de Antropología. Al evento asistieron autoridades federales y de la ciudad de México, profesionales de la cultura culinaria, directivos de escuelas, cocineros, dueños de restaurantes y amantes de la cocina.

“Dinamizar las acciones de salvaguardia y promoción del patrimonio cultural gastronómico de México será uno de los objetivos del foro, que se realizará del 26 al 29 de noviembre en la ciudad de México”, así lo señaló Gloria López Morales, presidenta del Conservatorio de la Cultura Gastronómica Mexicana.

López Morales explicó que este evento constituye el espacio en el que convergen todos los actores y factores que intervienen en la cultura culinaria y el sistema alimentario del país y al mismo tiempo, es resultado de la colaboración entre dependencias del Gobierno Federal, el Gobierno de la ciudad de México, instituciones académicas y empresas relacionadas con la gastronomía.

Los temas centrales serán La ciudad de México: Cocina de cocinas y Chiles, ajíes, pimientos y especias. El invitado de honor será Gran Bretaña, de donde llegarán especialistas para hablar acerca del papel en el comercio de especias a escala mundial. Además, participarán más de 70 cocineras tradicionales y 80 agroproductores de 25 estados de la República Mexicana.

Para complementar el tema de la ciudad, entre otras cosas, habrá cinco rutas gastronómicas, que están siendo analizadas y coordinadas por la chef Alicia Gironella. Entre las elegidas están Azcapotzalco, Santa María la Ribera, Coyoacán-San Ángel, Milpa Alta-Xochimilco. Y en el caso de los chiles habrá expertos y productores de varios países asiáticos, del Medio Oriente, del norte de África y de naciones andinas para abordar aspectos del papel decisivo que estos productos juegan en la dieta y en el comercio mundial.

Valiosos reconocimientos

Durante el evento, Gloria López Morales, en compañía de las autoridades asistentes, como Nuria Sanz, representante en México de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), develó placas para tres restaurantes destacados.

El primero fue Catedral, ubicado en Oaxaca, desde en 1977 a cargo de la cocinera Martha Escobar, quien prepara platillos regionales. El siguiente galardonado fue El Cardenal, un clásico de la ciudad de México, desde hace más de 40 años. Los encargados de recibir la placa fueron Tito y Marcela Briz, quienes agradecieron la preferencia de sus comensales.

Finalmente, se develó la placa de Kinich, ubicado en el pueblo mágico de Izamal, en Yucatán. Su dueña, Miriam Azcorra, creó el concepto hace 18 años y las recetas son de su abuela. Cada uno de estos sitios colaboran con el objetivo de salvaguardar la gastronomía mexicana.

 

Con información de: El Universal