En ocasiones la carne que nos venden ,no es de la mejor calidad que uno desea, por esta razón te dejamos algunas características a considerar la próxima vez que vayas al supermercado.

Apariencia.- La carne tiene que lucir brillante, con un color bien rojo, para la carne vacuna y rosada para la de cerdo. Si ven un color medio amarronado, negro o verdoso es que tuvo cambios de temperatura y no es un buen indicio de que este en buen estado.

Grasa.-El color de la grasa debe ser bien blanco y brillante, debe tener una consistencia firme, la cantidad depende del corte, por lo tanto si tiene mucha grasa no tiene por qué ser mala calidad, es más hay mucha gente que prefiere la carne con mucha grasa ya que le da más sabor.

Olor/Aroma.- Es fundamental que la carne no tenga un olor fuerte o acido, en cortes de carne es más fácil distinguirlo, pero en las achuras tal vez tienen que ser un poco más criteriosos porque ya de por si tienen un olor fuerte, por lo tanto deben elegir la que menos aroma tenga.

Consistencia.- Si tienen la chance de poder tocar la carne esta debe tener una consistencia firme, cuando hundan el dedo debe volver rápidamente a su forma normal. También tengan en cuenta que si está demasiado dura es que está congelada y siempre es mejor comprar carne fresca ya que no saben si se respetó la cadena de frío.

Temperatura.- Siempre lo mejor es conseguir carne refrigerada, es decir que este fría, una vez que llega a temperatura ambiente empieza a descomponerse. Si piensan congelarla, tengan en cuenta que solo lo pueden hacer una vez y que también congelada se descompone ¡por lo tanto no la tengan más de un mes!

Fuente: Locos X el asado