Cuatro destacados chefs de México ofrecieron esta semana clases de alta cocina mexicana en París en donde la gastronomía del país latinoamericano suscita mucho interés.

El chef Guillermo González Beristáin inauguró las clases magistrales con una breve plática sobre la historia de la cocina mexicana que se desarrolló en una galería de arte acondicionado del centro de la capital francesa, a escasa distancia del Museo del Louvre.

“Estamos tratando de demostrar aquí lo que estamos haciendo en México, de mostrar lo que está pasando en el país. No hemos todavía sabido exportar nuestra gastronomía a nivel mundial. Esto es un intento perfecto”, explicó a Notimex el chef del restaurante “Pangea”.

“Creo que esta iniciativa eventualmente va a hacer que la gente conozca lo que está pasando en México”, añadió el chef del restaurante de Monterrey, elegido el 19 puesto entre los 50 mejores de América Latina.

“Creo que los cocineros mexicanos estamos empezándonos a creer y a sentirnos orgullosos de lo que estamos haciendo. Lo mejor está por venir para la cocina mexicana”, dijo González Beristáin, quien cocinó para los asistentes un ceviche y un pato.

La serie de masterclass fue organizada en vísperas de la llegada a París del presidente de México, Enrique Peña Nieto, a invitación de su homólogo francés, Francois Hollande, y contó con explicaciones de cómo cocinar algunas recetas y degustaciones para los participantes.

El chef Guillermo González Beristáin cocinará un platillo especial de pato para la comida que el presidente Peña Nieto le ofrecerá al mandatario francés durante la visita de Estado que oficialmente inicia mañana lunes.

“Es una pechuga de pato rostizada con un mole de dátiles y una salsa de foiegras. Ahí tenemos la mezcla de ambas cocinas”, la mexicana y la francesa, explicó González Beristáin a esta agencia sobre el motivo de inspiración del platillo.

La segunda de las pláticas fue ofrecida por el chef Ángel Vázquez, quien ofreció una conferencia sobre la gastronomía de Puebla “un híbrido entre la cocina precolombina y la de los periodos coloniales”.

El ciclo de conferencias prosiguió con una charla sobre la cocina en Baja California considerada “una fuente de innovación para una nueva generación de chefs mexicanos” ofrecida por el chef Diego Hernández Baquedano, del restaurante “Corazón de tierra”.

El chef Roberto Solís, del restaurante “Néctar” de Mérida, clausuró las pláticas que duraron dos días y fueron retransmitidas en vivo por internet, con una plática sobre el desarrollo de la nueva cocina de Yucatán.

El evento fue organizado por la oficina parisina del Consejo de Promoción Turística de México (CPTM) en colaboración con la Secretaría mexicana de Turismo (Sectur) y la prestigiosa escuela de cocina Le Cordon Bleu de Francia.