Es muy común que culpemos a la edad por nuestra falta de memoria, pero sabías que esta puede estar relacionada con la alimentación.

Por tal motivo Joy Bauer, autor de Food Cures y experto en nutrición de Today Show de la NBC, proporciona la siguiente lista de alimentos que pueden ayudar a evitar la pérdida de memoria.
Betabel para regular el ritmo cardiaco
Un buen latido de corazón significa un cerebro sano. “Toda célula en el cuerpo necesita una provisión continua de oxígeno y nutrientes para permanecer viva y funcionar correctamente”, dice Bauer. Mantener los niveles de presión correctos (menor a 120/80), hacer ejercicio regularmente y consumir alimentos como el betabel ayuda a mejorar la circulación de la sangre, asegurando la provisión de nutrientes al cerebro.

Pescado para mantener sanas las células cerebrales
Pescados como el salmón, las sardinas y el arenque contienen buenas cantidades de omega-3 que es importante para mantener la salud de las células cerebrales. Bauer recomienda comer un poco de estos pescados al menos tres veces a la semana.

Frutas silvestres para prevenir fallos en las neuronas
Las bayas tienen alto contenido de antoxidantes que ayudan a prevenir la descompostura de las células cerebrales. Un estudio realizado por Harvard en 2012 encontró que las mujeres que comen al menos una taza de moras y fresas a la semana experimentan un retraso de 2.5 años en deterioro mental a comparación de mujeres que no las consumían.
Proteína sin grasa para mejorar las habilidades cognitivas
La pechuga de pollo y de pavo, los huevos y la leche baja en grasa son excelentes fuentes de vitamina B12 que es una proteína importante para mantener las habilidades cognitivas. Un estudio elaborado en 2012 por Tufts University demostró que los adultos mayores que estaban bajos en vitamina B12 presentaban mayores riesgos de deterioro mental.

Nueces para mejorar la memoria
Las nueces podrían parecer una versión miniatura del cerebro humano por una razón. Un estudio publicado en 2012 en el Diario de la Enfermedad de Alzheimer descubrió que el consumo de nueces estaba relacionado con la obtención de mejores notas de memoria y las funciones cognitivas.

Café para mejorar el enfoque
La cafeína puede mejorar temporalmente el enfoque y la memoria. Aunque Bauer dice que un par de tazas de café al día está bien, recomienda evitar el consumo de cafeína ocho horas antes de dormir para que no interfiera con el sueño.

Fuente: Soy Entrepreneur