La servilleta es un elemento fundamental para cualquier tipo de mesa, sea un evento formal o una comida informal, es indispensable que el comensal pueda limpiar sus manos y labios en un lienzo de tela o papel diseñado especialmente para esto.

Pero, también es muy importante saber utilizarla de manera correcta para mostrar educación. A continuación te damos algunos consejos para que los tomes en cuenta la próxima vez que tengas que utilizarla.

1. La servilleta limpia se coloca del lado izquierdo del plato o encima de él, jamás dentro de las copas. Si tiene algún bordado se debe colocar con el logo visible.

2. Se debe tomar de la mesa con delicadeza y desdoblarla para colocarla sobre el regazo. Si es muy larga se puede doblar a la mitad.

3. Este pedazo de tela sirve para limpiarse labios y manos. Es de muy mal gusto limpiarse el sudor de la frente, utilizarla como pañuelo o limpiar vasos, copas y cubiertos con ella.

4. Jamás se debe colocar en el cuello como babero. Esto sólo está permitido para los niños pequeños o las personas con problemas especiales.

5. Está permitido hacer dobleces artísticos con la servilleta sólo en fiestas temáticas u ocasiones especiales. Cuando se trata de un evento formal, lo mejor es doblarlas de forma rectangular, triangular o que luzca elegante.

6. Los servilleteros o anillos se utilizan únicamente en fiestas temáticas, especiales o de familia. En las cenas más formales se presentan solas.

7. Al levantarse o hacer una pausa que los aleje de la mesa, la servilleta se debe colocar ligeramente arrugada del lado derecho del plato. No se dobla como si nunca se hubiera utilizado.

8. Al terminar de comer, la servilleta se deja de la misma manera que al hacer una pausa. Del lado derecho y un poco arrugada.

9. Si la servilleta se manchó mucho, lo mejor es dejarla doblada por la mitad del lado que contenga menos suciedad.

10. Jamás debes compartir la servilleta o utilizar la de otro comensal.